30 de septiembre de 2008

apuntes sobre la muerte: "no chismorreen mucho"

1. Señalaba este domingo Abad Faciolince que el único riesgo profesional de los poetas es el suicidio.

Hay quienes se matan tranquilos, planeándolo; otros, en un arranque de autodestrucción. Unos, sobrios; otros, drogados. El poeta Juan Manuel Roca desaconseja que nos matemos borrachos: "Es el problema del alcohol; alguien puede suicidarse y al día siguiente no acordarse de nada". Es un chiste, pero podría no serlo. Un gran experto inglés en suicidios literarios, A. Álvarez, intentó suicidarse, borracho, una noche de Navidad. Se despertó tres días después sin acordarse de nada, pero con la sensación de que ya sería para siempre un suicida frustrado. También él escribió un estudio estupendo, El dios salvaje.


2. En alguna parte que no recuerdo, leí un cuento sobre un filósofo que se enfurecía ante la noticia del suicidio de su carnicero. No podía creer que un ignorante sin razones metafísicas pudiera cometer aquel acto que él, con profundos y sesudos razonamientos, no había logrado.



3. "Permítaseme enumerar algunos ejemplos que serán comentados por extenso más adelante:
Pitágoras permitió que le asesinaran antes que cruzar un campo
de habas;
Heráclito se ahogó en excrementos de vaca;
Platón murió supuestamente por una infección provocada por
piojos;
Se cuenta que Aristóteles se suicidó con acónito;
Empédocles se lanzó al monte Etna con la esperanza de conver-
tirse en un dios, pero una de sus sandalias de bronce salió ex-
pulsada por las llamas como confirmación de su mortalidad;
Diógenes murió conteniendo la respiración;
Lo mismo hizo el gran radical Zenón de Citio;
Zenón de Elea murió heroicamente mordiendo la oreja de un
tirano hasta que fue muerto a puñaladas;
Lucrecio supuestamente se suicidó tras volverse loco por haber
tomado un filtro de amor;
Hipatia fue asesinada por una multitud de cristianos furiosos,
que le arrancaron la piel utilizando conchas de ostra;
Boecio fue cruelmente torturado antes de que lo mataran a ga-
rrotazos por orden del rey ostrogodo Teodorico;
Juan Escoto Eriúgena, el gran filósofo irlandés, fue presunta-
mente apuñalado a muerte por sus alumnos ingleses;
Avicena murió de una sobredosis de opio tras entregarse dema-
siado energéticamente a la actividad sexual;
Tomás de Aquino murió a cuarenta kilómetros de su lugar de na-
cimiento tras golpearse la cabeza contra la rama de un árbol;
Pico della Mirandola fue envenenado por su secretario; y Sige-
rio de Brabante lo fue por el suyo;
Guillermo de Ockham murió por la peste negra;
Tomás Moro fue decapitado y su cabeza fue colocada en la
punta de una lanza en el Puente de Londres;
Giordano Bruno fue amordazado y quemado vivo en la hoguera
por la Inquisición;
Galileo escapó por poco del mismo final, pero le costó una con-
dena a cadena perpetua;
Bacon murió en las calles de Londres tras rellenar de nieve un
pollo para comprobar los efectos de la refrigeración;
Descartes murió de neumonía como consecuencia de dar clases
a primera hora de la mañana, en pleno invierno de Estocol-
mo, a la prodigiosa reina Cristina de Suecia, que solía vestir
como un hombre;
Spinoza murió en su habitación alquilada en La Haya cuando
todo el mundo estaba en misa;
Leibniz, desacreditado por ateo y olvidado como figura pública,
murió solo y fue enterrado por la noche en presencia de un
único amigo;
El apuesto y brillante John Toland murió en Londres en una po-
breza tan escuálida que ni siquiera se señaló el lugar donde
fue enterrado;
Berkeley, un ferviente crítico de Toland y de otros de los deno-
minados «librepensadores», murió un domingo por la tarde
en una visita a Oxford mientras su mujer le leía un sermón;
Montesquieu murió en los brazos de su amante, dejando inaca-
bado un tratado sobre el gusto;
El ateo y materialista La Mettrie murió de una indigestión causa-
da por la ingesta de una enorme cantidad de paté de trufas;
Rousseau murió de una hemorragia cerebral masiva que posi-
blemente fue causada por un violento choque con un gran
danés en las calles de París ocurrido dos años atrás;
Diderot se asfixió atragantado por un albaricoque, probable-
mente para demostrar que se podía experimentar placer
hasta el último aliento;
Condorcet fue asesinado por los jacobinos durante los años más
sangrientos de la Revolución Francesa;
Hume murió tranquilamente en su cama tras salir indemne de
las investigaciones de Boswell sobre la actitud del ateo hacia
la muerte;
La última palabra de Kant fue: «Sufficit»,«es suficiente»;
Hegel murió en una epidemia de cólera y sus últimas palabras fue-
ron: «Sólo un hombre me ha comprendido... Y aun él creo que
no me comprendió» (supuestamente se refería a él mismo);
Bentham hizo que le disecaran y está sentado a la vista del públi-
co en una urna de cristal del University College de Londres,
para maximizar la utilidad de su persona;
A Max Stirner le picó un insecto volador en el cuello y murió de
la infección resultante;
La lápida de la tumba de Kierkegaard se apoya en la de su padre;
Nietzsche realizó un largo, demenciado y gradual descenso al
olvido tras besar a un caballo en Turín;
Moritz Schlick fue asesinado por un estudiante perturbado que
después ingresó en el partido nazi;
Wittgenstein murió al día siguiente de su cumpleaños. Había re-
cibido una manta eléctrica como regalo de su amiga la seño-
ra Bevan, que le dijo: «Que cumplas muchos más»; mirándo-
la fijamente, Wittgenstein replicó: «No habrá más»;
Simone Weil se dejó morir de hambre como muestra de soli-
daridad con la Francia ocupada durante la Segunda Guerra
Mundial;
Edith Stein murió en Auschwitz;
Giovanni Gentile fue ejecutado por partisanos antifascistas ita-
lianos;
Sartre dijo: «¿La muerte? No pienso en ella. No tiene sitio en mi
vida»; cincuenta mil personas asistieron a su funeral;
Merleau-Ponty presuntamente fue encontrado muerto en su
despacho con la cara entre un libro de Descartes;
Roland Barthes fue atropellado por una furgoneta de una tintore-
ría tras reunirse con el futuro ministro de Cultura de Francia;
Freddie Ayer tuvo una experiencia cercana a la muerte, en la que
presuntamente vio a los amos del universo, tras atragantarse
con un trozo de salmón;
Gilles Deleuze se defenestró desde su apartamento de París para
escapar del sufrimiento que le provocaba el enfisema;
Derrida murió de cáncer de páncreas a la misma edad a la que
había fallecido su padre de la misma enfermedad."


The Book of Dead Philosophers By Simon Critchley Granta, 298pp. £15.99

4. "No chismorreen mucho" (última frase de una breve nota que dejó Cesare Pavese, antes de suicidarse por amor con barbitúricos)

Marx: Quote me as saying I was mis-quoted




3
4
5



Time flies like an arrow. Fruit flies like a banana.

14 de septiembre de 2008

David Foster Wallace: A Supposedly Fun Thing I'll Never Do Again

Desde que Álvaro (otro niu kid on da blog) me pasó Infinite Jest de David Foster Wallace, he seguido de cerca la vida y obra de este escritor. Cualquiera que lea su discurso de graduación, sus artículos fenomenológicos en Play del times, el genial artículo para Harpers sobre lexiografía, y sus deprimentes y divertidos artículos de A Supposedly Fun Thing I'll Never Do Again (si van a escoger un link, les recomiendo el último) notará que se encuentra frente a un talento preternatural.

Queda por considerar Consider the Lobster, que mucho le gustó a Electra y a Phiblógsopho.

Si quieren saber sobre sus novelas, busquen ustedes en wikipedia porque yo ya me cansé de linkear, no sé cómo se escribe esa palabra, y ni sé para qué lo hago tanto.

Reviso mi mail y encuentro un google alert con su nombre:
Wallace's wife found her husband had hanged himself when she returned home about 9:30 p.m. Friday, said Jackie Morales, a records clerk with the Claremont Police Department.

10 de septiembre de 2008

Coversatorio con don Beto el viernes 12

gavilán o paloma

Dos opiniones sobre la selección natural de las aves en Costa Rica coinciden hoy en la prensa . En uno, Julio Rodríguez considera que los problemas de Costa Rica no pasan por lo ideológico. Acto seguido, alaba la defensa de la institución del matrimonio:

"De ahora en adelante, se acabó la indiferenciación entre matrimonios reales y ficticios.

De este modo, Migración ha fortalecido el combate contra la inseguridad ciudadana y ha afianzado la institución del matrimonio, el mismo que otras instancias públicas quieren rebajar.

Estamos en guerra contra el crimen organizado, la corrupción, la mala gestión pública, la pobreza y otros males, pero también contra los peleles, que no deciden ni ejecutan, por el miedo, el interés, el clientelismo y el nadadito de perro…"
Además, nos llama la atención sobre el reconocimiento que merece un funcionario cuando
"se arremanga, pone las manos sobre el arado y no vuelve la vista atrás, es decir, cuando ejecuta, en el marco del derecho, la técnica y la moral, contra viento y marea." (la negra es mía)
Helio Gallardo, por su parte, comenta las funciones de un selecto y selectivo espantapájaros:
"Por supuesto, suponemos gavilanes de a pie y Gran Gavilán no cometen delito por sus tratos visales. ¿Pero y el trabajo del Zar antivisas? ¿No le corresponde que la ley se cumpla irrestrictamente e incluso un poco más allá, como lo persiguió con los cubanos en celo matrimonial? ¿O el zar carga contra polluelos de gavilán y gavilanitos y simula no ver ni oír el aleteo del Gran Gavilán."

5 de septiembre de 2008

el hombre más feliz

Parece que el Ministerio de Hacienda está contratando comediantes para la redacción de sus comunicados. Le hacen competencia a Woody Allen. Atención:

Este es el texto del boletín:


El Ministro de Hacienda, Guillermo Zúñiga Chaves, hizo publica la información relativa a la operación de colocación de títulos de deuda interna denominados en dólares formalizada con el Gobierno de la República Popular China.


De conformidad con divulgación realizada esta tarde por la Oficina de Prensa del Poder Judicial, la Sala Constitucional declaró con lugar el recurso de amparo interpuesto por la Nación S.A., y el señor Alvaro Murillo.


“El Ministro de Hacienda, aclaró que aunque no cuenta con el detalle de la sentencia, en virtud de que no le ha sido notificado por la Sala Constitucional, entiende que el Honorable Tribunal Constitucional decidió en este caso priva el derecho a la información, sobre el derecho de privacidad que este Ministerio sostuvo, resguarda a los inversionistas.


“Como yo respeto el fallo de la Sala, y entiendo que lo que privó en este caso fue el derecho a la información, quiero compartir de inmediato con el país las condiciones de la transacción” manifestó Zúñiga.


Para esta operación se no se ha firmado contrato de contra venta alguno, ya que en el caso concreto las condiciones se definieron en negociación de Gobierno a Gobierno. Así las cosas, para la concreción de la operación, se generó un intercambio de notas entre el Gobierno de China a través de la agencia especializada en el manejo de inversiones, la State Administration of Foreing Exchange (SAFE), y el Ministerio de Hacienda de Costa Rica.


A partir del intercambio de notas y del acuerdo en las condiciones, la SAFE y la Tesorería Nacional coordinaron los detalles operativos, incluyéndose dentro de estos la remisión de la lista de los 30 custodios que a esa fecha se encontraban inscritos y autorizados en la Superintendencia General de Valores, así como información referente al funcionamiento del mercado de valores costarricense.


Zúñiga manifestó que las condiciones definidas son las siguientes:


Fecha de Emisión: 23 de enero de 2008

Monto: $150 millones

Plazo: 12 años

Cupón: Semestral

Intermediario: NO EXISTIÓ

Comisiones: 0%

Mecanismo: Colocación directa de títulos de deuda interna denominados en dólares

Entidad financiera que adquirió los bonos: State Administration of Foreing Exchange

Tasa: 2%


Al referirse a los beneficios de la transacción, el jerarca manifestó que los ahorros generados por la operación rondan los ¢4.111 millones por año, lo que significa un monto cercano a los ¢50.000 millones al cabo del plazo para el que se emitieron los títulos. “Estos recursos que nos estamos ahorrando en el pago de intereses, pueden ser utilizados en incrementar la inversión social y la inversión en infraestructura, que finalmente beneficiará a todos los ciudadanos. ¿Comprenden ahora por qué desde un inicio he mantenido que yo sería el hombre más feliz por dar a conocer los detalles de esta operación?”, expresó con satisfacción el Ministro.


(noticia completa)