7 de mayo de 2010

5 de mayo



Y Chavela.

5 de mayo de 2010

The Heart of Darkness


Después de cerrar el quiosco
el señor Kurz suele sentarse a comer
en ese rincón que ves allá.
Sí, ahí, bajo el cono de luz,
para degustar una pasta demoledora
acompañado por su litro y cuarto
de vino de la casa.
Anoche, mientras masticaba,
el señor Kurz se quedó hipnotizado
mirando a una vieja pareja de cacatúas,
hembra y macho, que comían en silencio.
Es en esos casos cuando el señor Kurz
—que es uno de los nuestros,
si se me permite la expresión—
se pone melancólico
y vuelve a sentir
en toda su dimensión,
el horror.

( Horla City )

Fabián Casas

1 de mayo de 2010

ahora sí: Habacuc publica (relatos inéditos)

Lo bueno de publicar



Estaba solo en una sofacama El día anterior estaba con No me acuerdo el nombre Siempre que nos veíamos nos tomábamos unas cervezas y hablábamos paja Creo que yo no era su tipo le gustaban los hombres peludos como el Veíamos una película de Andrei Tarkowsky o como sea que se escriba Una doña llegó tarde se sentó al lado Me sonrió como si me conociera No dejaba moverse Cada vez que me rozaba me daba ganas de tocarla se me puso dura Me miraba con el rabillo del ojo

Le toque dos veces la mano Quedó paralizada Pensé que podía ser producto de mi imaginación trate de seguir viendo la cinta se cruzó de piernas Con un pie descalzado me toco por debajo del ruedo le sonó el celular y lo apagó Se descruzó de piernas para sacarlo del bolso Ya no podía ver la película Me levanté dejando el abrigo Ella me alcanzó antes de salir de la sala Me puso el abrigo y me llamó por mi nombre Nos fuimos al auto

No me dijo adónde íbamos Llegamos a Coronado Subió hasta las montañas Entramos en la casa tipo chalet muy bien decorada Pensé Qué hacia viendo una película gratis Subimos al segundo piso Entramos a la biblioteca Sacó mi libro Podía tener 37 años Me dio el libro pidiéndome que se lo leyera en voz alta Me quite las botas Las medias con huecos Trajo una botella de vino y sirvió dos copas Empecé a leer el primer texto y se quito un zapato Así hasta quedar desnuda en el sofá grande Ella siempre dormía sin ropa dijo Yo también Prendió una vela y se echó boca arriba

En coronado hace un frió infernal Hablamos un rato La vela se consumióYo no había terminado a pesar de sus gestos y gemidos Empezó a masturbarme Se la metió en la boca Antes de venirme me dio las gracias Le di el vuelto Se durmió

Al amanecer estaba en una casa en la que no había estado nunca Recordé cuando veía la película Sentía cierta cotidianidad Aunque es algo que no sucede todos los días Baje a buscarla En el desayunador había una nota

Habacuc

Te dejé este dinero por aquello que estés sin plata Debes irte antes
de mediodía El bus pasa como a las once y treinta o a la una Toma algo
de desayuno No te quise despertar Mi esposo llega hoy al país Tengo
que poner unas cosas en orden

Cuídate

xxxxx

Algo así


Agarre los diez mil Busque un reloj Faltaban cinco para las doce
Busque una bicicleta Encontré una de carreras estallada Me fui de
bajadita Al llegar al centro la tiré en un basurero Me fui a desayunar
un pinto con natilla y café negro Pensaba en lo bueno que sería
publicar otro libro


Guillermo Vargas Habacuc.